Connect with us

Interés

5 hechos sobre la infidelidad que toda pareja debería saber

Publicado

, el

5 hechos sobre la infidelidad que toda pareja debería saber

Cuando se habla de infidelidad, se discute sobre qué lleva a las personas a cometer dicho acto. ¿Será insatisfacción?, ¿realmente existe la infidelidad?, ¿existirá un gen de infidelidad?
La infidelidad es un territorio oscuro. ¿Se considera engaño una aventura de una noche en una despedida de soltero? ¿Y un enredo emocional con un amigo cercano sin que se produzca acercamiento físico?

Psicólogos y expertos han pasado décadas estudiando la ciencia de la infidelidad, descubriendo ideas sorprendentes sobre lo que cada pareja considera o no un engaño.

Estas son unas de las investigaciones hechas por los psicólogos:

Es más probable que engañes a tu pareja si dependes económicamente de ella

Un estudio revelado en 2015 en la revista American Sociological Review recogió la opinión de 2.800 personas de entre 18 y 32 años e indicó que una persona que depende económicamente de su pareja es más propensa a engañarla.

Esta afirmación se hace aún más cierta si es el caso de un hombre que depende de una mujer. El 15% de los hombres que dependen financieramente de sus esposas acaban engañándola. En las mujeres sólo se cumple en un 5%.

Y hay un dato todavía más interesante: los hombres se vuelven más fieles a medida que su pareja depende de ellos. Sin embargo, si aportan menos de un 70% de los ingresos del hogar aumentan las posibilidades de que haya un engaño.

La tasa de engaño de la mujer no parece crecer de esta misma forma, aunque también es menos probable que caigan en la trampa si aportan muchos ingresos en casa.

Si tu pareja te engaña con alguien de su mismo sexo no te parecerá tan grave

Según un estudio publicado en 2015 en una revista australiana Personal Relationships, tanto hombres como mujeres muestran opiniones diferentes según el sexo de la persona con la que se ha cometido la infidelidad.

Los hombres tienen más posibilidades de enfadarse y de dar por terminada la relación si su pareja les engaña con alguien de diferente sexo. Sin embargo, si su pareja les engaña con alguien del mismo sexo es más probable que sientan excitación.

Las mujeres también afirmaron que sería peor que su pareja les engañase con alguien de diferente sexo. Aunque se inclinan por cortar la relación en cualquier tipo de infidelidad, sea cual sea el sexo de la otra persona.

A los hombres les preocupa la infidelidad sexual, a las mujeres el engaño emocional

Una publicación realizada en 2013 en la revista Evolutionary Psychology, demostró que los hombres se encuentran más angustiados si su pareja tiene una relación sexual a sus espaldas, y que no les importa tanto si se han enamorado de una tercera persona.

La mayoría de mujeres opinan justo lo contrario: lo que de verdad les preocupa es que su pareja se enamore de otra persona, independientemente de que haya habido o no relaciones sexuales.

Tu genética puede influir en el aumento de posibilidades de caer en el engaño

Varios estudios recientes señalan que ciertas personas tienen más posibilidades de ser infieles, dependiendo de su biología.

Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Queensland (Australia), descubrió que la infidelidad es más común en personas que tienen ciertos tipos de genes que son receptores de oxitocina y vasopresina.

Richard Friedman, profesor de psiquiatría clínica en el Weill Cornell Medical College (Estados Unidos), explicó en The New York Timesque la vasopresina es una hormona relacionada con los comportamientos sociales, especialmente con la confianza, la empatía y los vínculos sexuales.

Según el estudio, el 40% de los casos de infidelidad en mujeres y el 62% en hombres estaban relacionados con la genética.

Los jóvenes son más fieles que los adultos

Un estudio del profesor e investigador Nicholas Wolfinger para el Instituto de Estudios de la Familia de Estados Unidos subrayó que las personas mayores de 55 años son más propensas al engaño en la pareja que los que tienen menos de esta edad.

Esto es lo contrario a lo que sucedía en el año 2000, cuando las personas de mayor edad afirmaban en las encuestas no haber tenido relaciones extramatrimoniales.

Wolfinger presenta una serie de razones para este cambio en la tendencia: las personas que ahora tienen entre 50 y 60 años crecieron en la época de la revolución sexual, y las personas mayores se han vuelto más flexibles en cuanto al sexo fuera del matrimonio.

Seguir Leyendo
Click para Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *