Connect with us

Justicia

Actriz de Smallville es condenada a tres años de prisión

Publicado

, el

Actriz de Smallville es condenada a tres años de prisión

Allison Mack, actriz de la serie de televisión Smallville, es condenada a tres años de prisión tras ser partícipe de la secta NXIVM, fundada por Keith Raniere, también fue condenado a 120 años de cárcel por tráfico sexual y demás. Esta secta reclutaba mujeres, las cuales eran esclavizadas y abusadas sexualmente.

Allison fue detenida en 2018 y había sido condenada a una pena de 14 a 17 años de prisión. Luego de entablar una batalla judicial, los fiscales argumentaron que los testimonios de la mujer fueron pieza clave para organizar el caso de Raniere, disminuyendo su condena a tres años.

Allison Mack mostró su arrepentimiento y pidió perdón a todas las víctimas, estas eran obligadas a tener relaciones sexuales con su líder, Keith Raniere.

La Fiscalía también informó que Mack deberá pagar una multa de 20.000 dólares.

¿De qué se trataba NXIVM?

En 1998, Keith Raniere, organizó un grupo de autoayuda “Programas Ejecutivos de Éxito”, el cual dictaba talleres que duraban cinco días y cobraba hasta 5 mil dólares, a causa de esto, las mujeres quedaban endeudadas y debían quedarse a trabajar para la organización.

Cinco años después, fundó NXIVM en Nueva York, con sedes en todo Estados Unidos, México, Canadá y otros países.

Esto se basaba en una estafa piramidal, en la que debía pagar el valor del curso inicial y se les obligaba a tomar clases adicionales por un precio más elevado, de la misma manera, obligándoles a reclutar más personas para ascender dentro de los rangos de la organización y poder obtener privilegios y beneficios.

La denuncia establecida, establece que Raniere creo una sociedad dentro de NXIVM llamada “DOS” (Amo de las compañeras obedientes) y se basaba como un culto sexual.

Las personas que debía reclutar sus propios esclavos para convertirse en profesionales en ello, marcaban mujeres con sus iniciales y así lograban ascender en la organización.

Para unirse debían incluir información sobre amigos y familiares e incluso, fotografías de desnudos.

Raniere como fundador siempre permanecía en lo más alto de esta pirámide, por lo que al final todas debían actuar como sus esclavas y tener relaciones sexuales con el “gran amo”, uno de los sobrenombres de Raniere.